lunes, 8 de abril de 2013

XLIII Certamen Coral Ejea 2013




Crónicas personales del XLIII Certamen Coral de Ejea de los Caballeros, 2013:

Festival de coros infantiles (6/04)

Fallo del jurado y comentarios finales


Iré editando, corrigiendo y añadiendo fotos.


Crónica XLIII Certamen Coral Ejea (Despedida y cierre)


Antes de acabar esta serie de "crónicas" me gustaría aclarar que todo lo que he desgranado y desgrano en este último mensaje son mis impresiones absolutamente personales, faltas de objetividad y basadas en mis sensaciones arbitrarias como uno más del público de un concurso. Ni tengo las partituras, ni un diapasón ni oído absoluto, y a veces ni relativo tampoco... Y soy muy consciente de que en el público existirá desde mi opinión a la totalmente contraria, toda la gama de distintas versiones posibles sobre lo ocurrido, y sé que la mía no tiene porqué ser más válida que la de ningún otro (ni menos, todo sea dicho). Si en alguna afirmación he sido muy categórico, es un intento de ser escueto, no que mis opiniones sean así de radicales ni piense que estoy en posesión de la verdad. He intentado hacer un ejercicio de sinceridad, siento mucho si alguien puede llegar a sentirse molesto con alguna de mis expresiones, pero creo que flaco favor hago a propios y extraños (y a mí mismo) si me dedico a ser condescendiente y por las dudas de mi objetividad dejo de decir lo que realmente yo he percibido, sentido. Espero que todos los que me lean sepan comprender el espíritu constructivo con el que hago este ejercicio y lo agradecido que le estoy tanto a los coros como a la organización por haberme hecho disfrutar tanto de la música vocal. Espero que aclarado este asunto, voy a narrar el fin de fiesta:

Tras bastante tiempo de espera (¿cual fue el problema?) se da lectura al acta del jurado donde se hace constar que es el primer año en el que las puntuaciones de todos los coros participantes tienen en valores absolutos nivel de coro premiado, esto es, que las diferencias han sido mínimas  y el nivel ha sido brutal. El palmarés quedó de la siguiente manera:


Categoría ADULTO:
1er. premio: Oñati Ganbara Abesbatza
2° premio: Gaudeamus Korala (Gernika)
3er. premio: Coro "Ángel Barja" (León)

Categoría JUVENIL:
1er. premio: La Kantoria (Leioa)
2° premio: Orfeoi Gazte (S. Sebastián)
3er. premio: Antara Korai (Alcorcón)

Premio público: Antara Korai (Alcorcón)


¿Es justo este veredicto? Pues seguramente sí, pero injusto también. Dado el estrecho margen de calidad entre los distintos coros, en muchos casos las diferencias las habrá marcado la manera de ponderar cada uno de los aspectos técnicos de la ejecución, pero es el que es, para todos el mismo, y este ha sido el resultado de esa ponderación de los distintos elementos ¿Debe pesar más la afinación o la expresividad? ¿La fidelidad a la partitura o la dificultad técnica? El conjunto final no coincide exactamente con lo que más me gustó escuchar a mí, pero es lo más lógico ya que yo soy un aficionado que se mueve por sensaciones y que conoce las obras que conoce, pero la mayoría no y el jurado son profesionales de la música, con las partituras en sus manos... Hay mil cosas que no soy capaz de valorar en su justa medida.

El hacer una valoración por suma de puntos (desechando la mayor y menor) sin reuniones de deliberación (al menos eso es lo que yo tengo entendido) le otorga al fallo una gran garantía de objetividad e imparcialidad, pero impide que se hagan cosas extraordinarias como habrían sido necesarias en mi opinión si se quiere esa "justicia" del fallo y que sí existen en otros certámenes. Ha sido una edición para una abundancia de ex-aequos considerable, que así es imposible conceder (como si hubiese que declarar desierto alguno, imagino). Así la equiparación entre el palmarés de un año y otro tampoco tiene porqué ajustarse a unos estándares fijos. Bueno, cada certamen opta por un camino y el de Ejea es éste, eso se sabe antes de participar...

Algo parecido pasa con el premio del público. No tiene porqué ganarlo el que más ha gustado, sino que lo ganará el que más ha gustado en una sesión en comparación con los otros tres participantes de su misma sesión, no tiene porqué coincidir (no creo que sea el caso de este año, sinceramente creo que ha sido el que más ha gustado al público en su conjunto el acreedor).

Por cierto, gran polémica y con razón con el cambio de jurado. A lo mejor me estoy pasando y en lo personal no me convendría meterme en este lío y expresarlo públicamente, pero me llevé tal chasco con este asunto que no lo puedo dejar pasar por alto. Se cambiaron a dos miembros del jurado porque a la organización le llegó una queja anónima debido al trabajo de un miembro del jurado con uno de los coros participantes. Eso llevó a que otro miembro más advirtiese haber hecho lo propio con otro participante. Al sustituir a estos dos jurados se pone en tela de juicio la confianza y profesionalidad de dos personas que tienen sobradamente demostrada su capacidad, profesionalidad y honorabilidad más allá de toda duda. Además se mancha también a los coros implicados al sembrar la duda de que estaban intentando obtener mejores resultados de forma "desleal" o "ilícita". Esta norma no escrita que se ha aplicado me parece arbitraria y con la que no se ha conseguido nada positivo. Seguramente el veredicto habría sido el mismo o muy parecido, igual de justo o injusto, según se mire, que el que finalmente ha sido. Creo que ha sido un trago muy amargo y desagradable para muchas personas y este episodio tiene pinta de acabar pasándole factura al concurso por un tiempo considerable porque: ¿Ahora qué? ¿Se acabará escribiendo esa norma no escrita? ¿Qué se considera "haber trabajado" con un coro y qué no? ¿Se debe cambiar al jurado o descalificar al coro? Porque es que además ¿Qué profesional de la élite del canto coral no tiene relaciones profesiones y personales con las agrupaciones más elitistas y competitivas? Todo concurso nacional que quiera tener al mejor jurado y los mejores competidores tiene que aceptar que la mayoría de ellos habrán trabajado juntos y habrá grandes amigos, conocidos, colaboradores comunes... ¿O no los había en esta edición pese al cambio? Y no se me ocurre dudar de la limpieza, validez e imparcialidad del jurado. Si además se trabaja con un sistema de puntuaciones como el de Ejea, quien venga con dudas hay que mandarlo al cuerno, directamente, porque cuando se le da pábulo  a este tipo de quejas, se da rienda suelta y cabida a injustas y arbitrarias cazas de brujas de las que sólo se recogen experiencias negativas para todos. No ha salido ganando nadie y se ha hecho mucho daño, como digo, a los implicados y al propio certamen y responsables.

Conste que no escribo ningún nombre propio de afectados e implicados en este asunto para que cuando alguien busque sus nombres en google, por ejemplo, no le acabe saltando en algún momento esta página con un capítulo tan impropio de todos ellos y nada me desagradaría más que eso, pero creo que todos sabemos a qué personas y coros me estoy refiriendo, ha sido muy comentado dentro y fuera del concurso y además, tampoco hace falta para dejar patente mi opinión sobre el asunto.

Lo que de verdad me parece una alegría, además del nivelón general, de lo fuerte que vienen pisando los jóvenes, dando lecciones a más de un adulto de lo bien que se puede llegar a cantar, es que miras el repertorio que los coros eligen para competir y lo ves plagado de grandes compositores españoles contemporáneos. Hay cosas que se hacen muy mal y vamos con mucho retraso con respecto a otros países, pero hay otras que se están haciendo muy bien. Pero que muy bien y lo de este fin de semana ha sido una nutrida muestra. La labor docente y la de los músicos compositores que han apostado por este género y tan altruistamente han hecho un repertorio tan valioso como el que pudimos disfrutar.... Eso ya empieza a dar sus visibles frutos. Y además casi todos grandes amigos, todos grandes pedazo de cachopanes con patas y enorme talento que tanto bueno nos han regalado y han dejado plagado el repertorio de nuestros coros tan hábilmente. Por aquí y por allá raro era el que no llevaba a uno o varios de ellos: Josu Elberdin, Javier Busto, Albert Alcaraz, Eva Ugalde, Xabier Sarasola... Y tantos otros. Es un lujo.

Pues esto ha sido todo. Muchas gracias a quienes me habéis prestado algo de atención, perdonad mis errores y espero que estos escritos sirvan a quienes no estuvieron para tener una referencia más sobre lo acontecido y a los participantes para tener otro punto de vista más a los que ya habrán recibido tanto en Ejea como a su regreso a sus lugares de origen, nada me gustaría más que esto sirviese de alguna manera como elemento de partida para reflexionar sobre el trabajo realizado, asentarlo, explotarlo y seguir recogiendo éxitos.

Crónica XLIII Certamen Coral Ejea (3ª Sesión)


Ya con el cansancio a cuestas de unas maratonianas jornadas, vamos con la última de las sesiones.

-Gaudeamus Korala, (Gernika):
Hasta hubo revuelo en el público ¿Categoría adultos? Muchas cantores están en edad de coro infantil, no ya juvenil. Abren la boca y a ti se te abren los ojos como platos. Dulce, limpio, generoso, sincero, una tercera voz de tal seguridad y afinación que el coro se sostiene sólo, brillo y armónicos everywhere ¡Brutal! Cuando empiezan con la exhibición de glisandos imposibles de una disonancia perfecta no das crédito. Tal vez excesivo "ruido" en los ritmos de la obra de Alcaraz, en la de Stokes estaban más contenidos y no se "tapaban", mejor.



-Orfeoi Gazte (San Sebastián) Categoría Juvenil:
Pues sí, parecía el mundo al revés. Los peques de Gernika como coro de voces blancas a tres voces en categoría de adultos y en la categoría juvenil nos encontramos con un coro de voces mixtas con unos bajos que ya los quisieran muchos adultos. A ver, con esas edades no se puede ser un gran bajo, pero la cuerda en su conjunto tiene unas prestaciones inusuales para la categoría. Los matices impecables, a veces buena dicción en los hombres, tal vez en empaste flojeaban más. El mezclar las voces en una sola fila para el O Magnum mysterium de Victoria no sé si fue una buena idea. No creo que se ganase mucho más empaste con ello y se perdió algo de seguridad en tenores sobre todo. El fiato funcionaba peor en Victoria, pero en la última obra no se escuchó ni una respiración, muy bien hecho. Las dinámicas estaban muy bien calibradas en todo el repertorio. Demostraron tener fortes con poderío cuando hicieron falta. Después de la fiesta de glisando de Gernika, los de Gazte parecían peor controlados. El arreglo de "Funiculi-Funicula y Angelina" era muy bueno y complicado, pero daba la sensación de "facilón" desde fuera.



-Canticum (Alicante):
Parece un coro con poco bagaje aún, pareció que arrancaron un pelo bajos en la obligada. Lo que más me gustó fueron sus altos, mucha seguridad y redondez de sonido. Los tenores a veces se "escondían", muy tímidos y los bajos quizás un poco forzados en las partes más graves. Las sopranos siendo buenas no le hacían sombra a las altos. A ratos estaban algo machacones, como dicen por mi coro, "salchichón" (una nota, otra, otra, otra...). Es un coro pequeño y no pudieron hacer un despliegue de matices muy amplio. Algún portamento en hombres. Digan lo que digan, llevar carpeta a un concurso de este calibre es perder muchas opciones de entrada.



-La Kantoria (Leioa) Categoría Juvenil.
Basilio Astulez y sus coros son una referencia, y eso se nota y pesa. Entre que era el coro número 17 en unas 30 horas que algunos escuchábamos (o nº 13 en 22), la gran expectación-expectativa y el nivelón del resto de coros, el público se quedó un poquito "a medias". A eso añadir que los tres coros vascos de la sesión tenían un estilo y repertorio con muchas similitudes, con líneas en común, la variedad de otras sesiones se perdió un poco y la hizo menos amena. El repertorio era absolutamente de concurso, de exhibición de capacidades para salir airosos de pasajes que no están al alcance de casi ningún coro, pero eso les restó en empatía con el publico que estuvo bastante más frío que con otros coros. El sonido... ¡Qué decir del sonido de la Kantoria! Está en lo más alto por todo. Con Lojze Lebic algunos acabamos un poco saturados, pidiendo a gritos un acorde mayor, una consonancia.... Aún sabiendo a poco su actuación, impecables.



Siguiente y último post: Palmares y conclusiones. A ver si para la tarde lo tengo...

Crónica XLIII Certamen Coral Ejea (2ª Sesión)

Nuevo "vuelapluma"con mis personales impresiones sobre la actuación de los coros en Ejea. Segunda Sesión de Concurso:


Siempre he pensado que cantar antes de la tarde debería estar prohibido, ser pecado o contener muchas calorías, dicho lo cual, vamos al lío.

-Oñatiko Ganbara abesbatza (Oñati, Guipuzcoa) :
Su gran baza es el empaste, aunque según mi punto de vista con esto se resiente el color es algo más oscuro, tiene menos personalidad y la dicción, que sigue siendo un hándicap. Mucha magia y musicalidad con Busto, Whitacre gustó mucho aunque a mi me dieron la sensación de estar por un lado los graves un poco forzados y por el otro los agudos con alguna fijeza, algo punzante de más. Sin llegar a oírse golpes de glotis, sí que percibo ciertos bloqueos/ataques con la garganta. La afición me sonó perfecta.



-Coro Juvenil de la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria, (Las Palmas de Gran Canaria) Categoría Juvenil:
La primera impresión es que estamos ante un estilo de canto totalmente distinto al que estamos acostumbrados. Más sincero, más declamado, menos cubierto, más desenfadado. Para mí muy de agradecer, especialmente en la zona media. Para mi sus principales desventajas competitivas eran por un lado una puesta en escena/coreografía demasiado exigente, en su primera intervención era directamente un baile, el canto parecía relegado a un segundo plano. La adaptación gospel del hallelujah de Haendel fue una mala decisión para el concurso, por más que fuese una buena manera de que solistas se exhibieran en un canto lleno de energía, sobreagudos y ritmo más desenfadado. Si eso mismo se hace sin que Haendel estuviese debajo, habría menos recelos a la hora de valorarlo y aplaudirlo, sinceramente.



-Coro Gaos, (A Coruña):
Una de sus grandes bazas las grandeza de sonido, unos fortes realmente poderosos. Muy "valientes", especialmente tenores, me dió la impresión de que los bajos calaban algo la afinación. Las estampas de Aragon no se entendía bien, tiranron de "atrezzo" para explicarlas, muy gracioso y currado, pero debería ser innecesario: agacharse, levantarse... el canto se resiente. Mendelssohn y Gjeilo fueron una fuerte apuesta que tal vez se les fue de las manos. Es un diamante de coro pero necesita pulirse para mantenerse a nivel de "élite nacional", seguro que si siguen así acabarán lográndolo.

(foto accidentalmente eliminada)

-Coro Juvenil de la Escuela Coral Municipal de Torrevieja (Alicante) Categoría Juvenil:
Siento tener que decir que lo primero que llamaba la atención era la directora, debería cuidar esos detalles porque aunque pueda no creerlo, pasan factura. Empezaron con disonancias bastante complejas y bien resuelta, el color del coro es magnífico, muy redondo y lleno de armónicos, casi un coro adulto de voces blancas por su color y lirismo, con algún sobreagudo de exhibición bien colocado aunque percutido. Con la obra de Alcaraz demasiada puesta en escena, se perdía la estabilidad, se pierden las referencias... aunque por supuesto que el trabajo es MUY meritorio, demasiados aspectos musicales se resentían.



Y hasta aquí puedo leer. En general me gustó menos que la primera sesión.

domingo, 7 de abril de 2013

Crónica XLIII Certamen Coral Ejea (1ª Sesión)

Muy esquemáticamente mis impresiones, que tengo que salir del hotel ya:

-Arte Vocal (Villanueva de la Serena):
Color de sonido muy bonito, tenores especialmente bien, en la obligada máxima expresividad y fraseo. Problemas con la dicción y programa con ciertos riesgos. Muchos nervios les pasan factura a los solistas en "O salutaris hostias". Deben estar muy orgullosos de su trabajo, raro sería que no pincharan premio.



-Antara Korai (Alcorcón) Categoría Juvenil
Ovación de lujo para una actuación de lujo. Fue impresionante! Afinación, color, emisión, empaste, dicción. Estaba TODO y estaba PERFECTO.Nunc Dimitis de Alcaraz de quitar el hipo. Tal vez abusaban de los silencios, más propicio para la exhibición que para un concurso, pero chapeau! El Beatles Medley de Martín J. Rodríguez, fue toda una sorpresa para mí. Todo un "berenjenal" de arreglo del que salieron muy airosos. En su conjunto una actuación de disco, de cine, de lujo, probablemente lo mejor de la noche.



-Coro de Cámara de Extremadura:
Los coros de voces iguales suelen partir con desventaja en los concursos, ya que su paleta de colores es por definición menos holgada que un coro de voces mixtas. Sonido bello y elegante, les falta uniformidad y expresión. Disfrutando de los pianos y las disonancias, solistas muy bien, con voz muy abierta (sanamente abierta, está fuera) por contra el coro se pasa cubriendo y suena un poco a gola (especialmente graves) y, todo va de la mano, la dicción en castellano es imposible. Demasiada dramatización en su última intervención.



-Ángel Barja (León):
Buena disposición, bien de sonido, menos homogéneo en los bajos que le hacían perder algo de empaste al coro (tal vez menos círculo en la colocación habría fastidiado a los cantores y satisfecho al auditorio). Se podría decir que demasiado correctos en lo musical, falta expresividad y evidenciar/exagerar los matices, a veces un poco monótono, buscándole tres pies al gato, no acababan de destacarse las frases en su totalidad... Por lo demás, estupendos, sonidos de muchos quilates con T. L. de Victoria. La mejor dicción de la sección de adultos.



Vamos a seguir con la segunda sesión...